Muchos de los cocreadores que participaron en el diseño del IDx NISMO son personas que crecieron jugando juegos de simulación de carreras, en los que aparecían autos de otros tiempos y de todas partes del mundo. Querían llevar esa experiencia de manejo a un auto de verdad. Para la cocreación de IDx NISMO se tomó la herencia de y le añadieron varios detalles novedosos. El resultado: un auto que parece atemporal a la vez que ocupa un lugar propio en la industria.